Aerolíneas

Las salas VIP: un oasis de lujo para las esperas aeroportuarias

Los gestores y compañías innovan constantemente para ofrecer sus mejores servicios a los clientes más selectos

Publicada 11/07/2024

9:00 horas

 - Actualizada 12/07/2024

14:01 horas

Manuel Campillo

Los clientes pueden adquirir en algunos casos pases para acceder a los servicios de las Salas VIP de los aeropuertos. Fotografía: Air France

Los clientes pueden adquirir en algunos casos pases para acceder a los servicios de las Salas VIP de los aeropuertos. Fotografía: Air France

Las experiencias en los aeropuertos pueden resultar algo engorrosas. Las colas, los controles de seguridad, las esperas infinitas… Sin embargo, existen una serie de espacios que se convierten en auténticos oasis de placer en los aeródromos: las salas VIP. Ubicadas en los principales nexos de conexión del mundo, ofrecen un mar de servicios adaptados para todos los tipos de pasajeros para que su estancia se convierta en un auténtico placer.

Estos espacios disponen de diferentes servicios, que van desde espacios de descanso hasta una amplia oferta gastronómica de calidad, hasta duchas o incluso servicios de masaje. En España, el principal impulsor de estos espacios es el gestor aeroportuario Aena, que pone a disposición de las compañías que así lo deseen sus espacios VIP.

Actualmente, Aena dispone de salas VIP en Madrid-Barajas (salas Cibeles, Puerta de Alcalá, Plaza Mayor, Neptuno y Puerta del Sol), Barcelona-El Prat (salas Canudas, Colomer, Joan Miró y Pau Casals), Palma (salas Formentor, Mediterráneo, Llevant y Valldemossa), Alicante-Elche (sala Costa Blanca), Lanzarote (sala Guacimeta), Fuerteventura (sala Jable), Gran Canaria (sala Galdós), Ibiza (sala Cap des Falcó), Menorca (sala Tramuntana), Sevilla (sala Azahar), Tenerife Norte (sala Nivaria), Tenerife Sur (sala Montaña Roja), Valencia (sala Joan Olivert), así como otras en los aeródromos de A Coruña, Bilbao, Málaga-Costa del Sol, Santiago y Vigo. No obstante, desde el gestor señalan a AGENTTRAVEL que dicha oferta “se irá ampliando según la demanda” que reciban.

Las características de las mismas son “el diseño, confort y atención al pasajero”, junto a una “oferta gastronómica de alta calidad” y adaptada a “diferentes culturas y perfiles” de viajeros. Además, cuentan con especial atención al servicio “para dietas especiales, como puede ser comida para diabéticos, celíacos y productos sin lactosa”. Además, cuentan con “información de vuelos, prensa, revistas, TV, Internet y Wi-Fi premium, salas de reuniones y áreas de descanso”, explica el gestor aeroportuario.

Aena permite a todos los pasajeros adquirir un pase para acceder a sus salas VIP.

Para acceder a ellas, Aena cuenta con acuerdos con diversas aerolíneas para que “los pasajeros de todas las compañías” puedan acceder a ellas, así como “los usuarios que tengan tarjetas de crédito y fidelización de empresas asociadas” a las salas VIP de Aena. Además, aquellos que lo deseen, y que en su billete no lo incluya, pueden “comprar un acceso” a las salas mediante la web y la App del gestor, así como en el mostrador del espacio. “Los miembros de Aena Club Cliente pueden beneficiarse de importantes descuentos”, detallan.

El servicio de Iberia

Además de las de Aena, en España, Iberia dispone varias salas VIP, en las que los clientes encuentran “un oasis de tranquilidad dentro del ruido del aeropuerto”. “Son lugares confortables y tranquilos que van acompañados de una oferta gastronómica de calidad. Muchos de nuestros clientes viajan por trabajo, por lo que una de las grandes demandas es contar con una red Wi-Fi potente, que no de problemas. En el caso de Madrid, al tratarse de un ‘hub’, los clientes demandan tanto una ducha reparadora como un descanso reconfortante en nuestras cabinas de descanso”, señalan desde la aerolínea.

La compañía cuenta con dos salas en propiedad en el aeropuerto de Madrid-Barajas: la Premium Lounge Dalí, situada en la Terminal 4, y la Premium Lounge Velázquez, en la Terminal 4-S. Además, disponen, en el aeropuerto de Buenos Aires-Ezeiza, de una sala propia. La estrategia de la compañía pasa por “mantener en propiedad, con un producto exclusivo”, las salas de Madrid, al tiempo que buscan “las mejores opciones en otros aeropuertos con proveedores especializados dentro y fuera del grupo IAG”, explican.

Iberia busca ofrecer a sus clientes “un oasis de tranquilidad dentro del ruido del aeropuerto”.

En estas salas, actualmente, es indispensable “transmitir al cliente la exclusividad a través de estos espacios”, que son “confortables, tranquilos y con unos servicios diferenciales, de alta calidad, que se ajustan a sus necesidades”, relatan.

En su oferta, buscan de forma “constante y cercana a los clientes” renovar “la oferta gastronómica”, con el objetivo de responder siempre “a todas las necesidades”. Además, están trabajando en “soluciones digitales para facilitar la experiencia del cliente en las salas a través del conocimiento de servicios o espacios disponible desde el momento en el que lleguen a recepción”.

A diferencia de las de Aena, Iberia no permite el adquirir directamente el acceso a las salas VIP, pero se trata de una cuestión que analizan “cada cierto tiempo”. Su acceso queda así restringido a los que vuelan con billetes Business y los pasajeros frecuentes con tarjetas Oro, Platino, Infinita e Infinita Prime.

Las salas internacionales

Más allá de nuestras fronteras, las aerolíneas también trabajan para agasajar a sus clientes más fieles a través de sus salas VIP en los principales aeropuertos. Ejemplo de ello es Air France-KLM, donde sus espacios presumen de contar con unos servicios especialmente apreciados, como la restauración “diseñada por chefs con estrellas Michelin”, así como “áreas de trabajo, espacios de descanso y zonas de duchas”, al igual que “cabinas de tratamiento Clarins” en el caso de las salas de París-Charles de Gaulle y Nueva York-JFK.

La calidad gastronómica es uno de los valores más apreciados por los clientes de las salas VIP. Fotografía: Air France.

Air France cuenta con una extensa variedad de salas VIP. En París, en el aeropuerto de Charles de Gaulle, la compañía dispone de seis espacios diferentes, y dos en el aeródromo de Orly. En el resto de Francia, cuenta con Salas Vip en Burdeos, así como en Cayena, Fort-de-France, Pointe-à-Pitrre y Saint-Denis de la Reunión. Igualmente, dispone de salas asociadas en Lyon, Marsella, Montpellier, Mulhouse-Basilea, Niza y Toulouse. En el continente europeo, dispone de espacios en Frankfurt, Ginebra y Múnich, junto a las del resto del mundo (Bangkok, Boston, Duala, Houston, Lagos, Montreal, Nueva York-JFK, San Francisco y Washington). Además, KLM dispone de salas Crown en el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol. De todas, la compañía destaca la sala VIP La Première, situada en Charles de Gaulle, que recibió el pasado año el Premio a mejor sala de primera clase del mundo.

Para esta temporada, las salas VIP de la aerolínea francoholandesa cuenta con una renovación de su plan gastronómico para primavera/verano, sobre todo en la sala de la terminal 2F de París-Charles de Gaulle, destinada a los vuelos europeos Schengen, que han sido elaborados por los chefs con dos estrellas Michelin Amandine Chaignot y Françcois Adamski.

KLM ofrece su salas Crown en el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol.

Para acceder a estos espacios, además de adquirir el derecho de acceso con los billetes Business, Air France y KLM permiten adquirir “la entrada a la sala”, incluyendo la opción de abonarlos con “millas del programa de fidelidad Flying Blue.

La experiencia italiana

La aerolínea italiana ITA Airways cuenta también con salas VIP en sus principales aerpuertos, espacios donde sus clientes “aprecian especialmente los servicios diseñados para sus necesidades”, detalla Andrea Benassi, director general de la compañía. Con áreas de trabajo, Wi-Fi sin interrupciones, autoservicios gastronómicos y bares, las salas de ITA Airways “satisfacen cada aspecto del viaje”, así como una “asistencia personalizada” que va “desde la reimpresión de tarjetas de embarque hasta la gestión de cambios de asiento” gracias al personal de estos espacios.

Actualmente, la aerolínea dispone de salas VIP propias en el aeropuerto de Roma Fiumicino (salas Hangan Lounge y Piazza di Spagna), en el de Catania (sala Vincenzo Bellini) y en el de Milán (sala Piazza della Scala). De hecho, entre las novedades, destaca Benassi que la sala de Milán “será reformada y ampliada”.

ITA Airways busca reflejar en sus salas VIP “el compromiso de encarnar la excelencia y estilos italianos”.

“Nos comprometemos a mejorar constantemente nuestras salas VIP para ofrecer a nuestros viajeros más exigentes lo último en confort y hospitalidad, junto a ofertas gastronómicas típicas italiana y conectividad de alto nivel”, expone.

Y es que cada detalle de estos espacios refleja “el compromiso de encarnar la excelencia y estilos italianos”, relata Bernassi. Por ello, desde la bienvenida, la compañía intenta que los clientes reconozcan esos “elementos que hacen única a ITA Airways”, abrazando en todo momento el lema ‘Made in Italy’. Ejemplo de ello son los cafés especiales que se pueden degustar, o los cócteles que se elaboran en los bares, junto al mobiliario, donde el sello italiano está siempre presente.

Actualmente, ITA Airways no cuenta con “planes inmediatos de abrir nuevas Salas VIP”, pero dispone de acuerdos con aerolíneas asociadas y proveedores externos para que sus pasajeros cuenten con opciones por todo el mundo.

@ NOTICIAS RELACIONADAS
# TAGS

Queremos tu opinión

Quiero recibir avisos de comentarios de esta noticia
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí   Aceptar